copia de - Boda en Jardines la Cartuja. Luna llena. Bianca + Pieter 2 - Fotografía y cine documental de bodas
5973
post-template-default,single,single-post,postid-5973,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.4.1,side_area_over_content,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

copia de – Boda en Jardines la Cartuja. Luna llena. Bianca + Pieter 2

Para empezar a hablar de Bianca y Pieter, hay que destacar que son una pareja muy internacional. Ella es de Rumanía y él de Holanda, ambos han pasado media vida viajando y se conocieron en Bruselas. Por todo esto, en la boda que celebraron en Valencia (en Jardines la Cartuja), hubo gente de más de 20 nacionalidades diferentes, un auténtico crisol de culturas y lenguas.

Cuando les conocí, en el showroom del hotel Westin, en el cual participo cada año y después de conversar un buen rato sobre su boda, me hicieron una pregunta: “Así con el ratito que llevamos hablando ¿que te inspiramos para contar nuestra historia?, (yo les contesté) – La verdad es que en este ratito he podido observar como os miráis y eso podría ser una inspiración”.

Ahora que ha pasado el tiempo y les conozco mucho más en profundidad, puedo decir que quien tenga la suerte de conocerles, se habrá dado cuenta de que es verdad. Se miran como si se acabaran de enamorar en ese preciso instante y eso seguramente, es fruto de como llegaron a encontrarse y de lo afortunados que se sienten.

Se enamoraron a primera vista en una reunión de trabajo en Bruselas. Sí, a primera vista, aún pareciendo una frase hecha y cuando Bianca nunca había creído en ello, así les sucedió. Pero una de las situaciones más emocionantes de su historia, sucedió unos meses antes de conocerse. Bianca decidió hacer un viaje sola en plan “mochilera” por Perú y Bolivia. En el lago Titicaca, que separa estos dos países, se encuentra la Isla del Sol (muy turística) y la Isla de la Luna, mucho más pequeña y menos masificada, Bianca decidió pasar unos días en aquella pequeña isla sin luz ni agua. La primera noche que pasó allí hubo luna llena y Bianca que llevaba un tiempo sintiéndose sola, meditó y pidió encontrar a alguien que pudiera acompañarle en su vida. Solo un par de meses después apareció Pieter y los dos sintieron de inmediato que se conocían de otras vidas y que habían vuelto a encontrarse en esta.

El círculo se cierra a la perfección cuando el día de su boda y sin que ellos lo tuvieran previsto, hubo una preciosa luna llena, que les acompañó toda la velada en Jardines la Cartuja, esto sin duda podemos calificarlo como la manera más agradable de “Estar en la Luna de Valencia”.

Es una preciosa historia que Bianca me contó por teléfono y que hizo que no parara de darle vueltas de como cerrar este círculo en la película. Empecé a buscar material sobre la Isla de la Luna, pero al ser tan pequeña y desconocida no había nada, el reclamo turístico de la zona es la Isla del Sol. Pasé una tarde entera buscando y al final encontré un blog de viajes de Thomas Noisel con unos planos aéreos preciosos, me puse en contacto con él y fue muy amable, cediéndome los planos para poder trabajar con ellos. Así, de está manera pude sorprender a Bianca y Pieter, contando su historia desde el mismo momento en que nació.

 

Este es el tráiler de “Luna llena” (Pincha aquí para ver la película completa)

Para disfrutar los vídeos de boda a máxima calidad, se recomienda en la pestaña de configuración  ajustes.jpg  elegir “calidad” a 1080p y pantalla completa.

La boda fue una preciosa velada al aire libre en Jardines la Cartuja de Valencia, con un clima estupendo, todo el mundo disfruto mucho de la noche.

 

Ceremonia y celebración en Jardines la Cartuja

¿Queréis que haga vuestro vídeo de boda?

Contactar