.
logo

Cine documental de bodas (la evolución de los vídeos de bodas).

Para disfrutar estos vídeos de bodas a máxima calidad, se recomienda en la pestaña de configuración  ajustes.jpg  elegir “calidad” a 1080p y pantalla completa.

 

EN ESTA SECCIÓN ENCONTRARÉIS SEIS TIPOS DE “VÍDEOS DE BODAS”.

 PELÍCULA.

Lo que comúnmente se llaman vídeos de bodas, es la película completa de una boda, el trabajo final que entrego a mis clientes de una duración media de entre 20 y 35 minutos 

 PRÓLOGO.

Es una serie paralela a los “vídeos de bodas” donde vemos el nacimiento y transcurrir de una pareja, ¿como se conocieron?, ¿que les unió? y ¿como ven el futuro? son algunas de las cuestiones que se plantean, se realiza con la finalidad de ser proyectado el día de la boda, para que todo el mundo entienda el ¿por qué? de ese gran día, además es una preciosa capsula del tiempo para que algún día vuestros hijos puedan saber de primera mano como os conocisteis y que os unió.

 REEL.

El reel es una muestra anual de los películas de bodas realizados durante esa temporada, es una ejemplo de mi estilo de rodar y tratar las historias.

– TRÁILER. 

Es un resumen de la película de la boda, una pequeña selección de los momentos más emocionantes del día.

– TEASER

Es un pequeño avance de las películas, antes de estar acabados, muestro algunos de los planos con el look final que tendrá la película, sirve para ir abriendo boca.

 VIDEOINVITACIÓN.

Es una forma emotiva, diferente y divertida de invitar a vuestra boda. se manda a los invitados y funciona como anticipo de lo que estáis preparando para ir haciendo boca. Sus posibilidades de difusión son muchas a través de redes sociales, whatsapp, etc.

 

Vídeos de bodas o películas documentales.

¿Por qué los vídeos de bodas pueden ser algo más?.

Para entender el lugar que ocupan hoy en día los conocidos como videos de bodas, debemos entender de donde provienen. La fotografía se implantó pronto en esta disciplina, debido a la necesidad que tenía la gente de documentar el gran día de su boda, poco a poco, se convirtió en algo imprescindible con lo que contar en los preparativos de la boda.

En la búsqueda de diferenciarse de sus compañeros un fotógrafo de boda, empezó a incluir en los paquetes (de regalo) los vídeos de boda, sin darle más importancia. Se grababan algunas tomas de la boda y se les añadía la música, sin más criterio, que la que más estuviera sonando en las radios en ese momento. Este es el origen.

Durante muchos años, todos hacían los mismos vídeos de bodas, sin más intención que copiar a su competencia. Con el paso del tiempo, algunos visionarios descubrieron el potencial de esta disciplina y empezaron a recorrer caminos alternativos. Son ellos, a los que tomo como ejemplo para guiar mi proceso de evolución profesional.

El cine, ha sido desde siempre una de mis grandes pasiones y después de unos 7 años siendo fotógrafo de boda, decido empezar a realizar videos de bodas, entonces seguia el camino marcado sin palantearme desarrollar historias, pero pronto me doy cuenta que hay otras vías. que se puede contar una historia y decido formarme en narrativa audiovisual.

Durante dos años estudié “Realización audiovisual” a partir de ahí dí un giro y pase de hacer videos de bodas, a hacer películas documentales.

El paso de los vídeos de bodas y a las películas documentales de bodas.

Si los tradicionales vídeos de bodas, los rodamos desde el conocimiento de la pareja y su historia, sabiendo en que te tenemos que fijarnos y dejando que las cosas sucedan delante de nosotros, en lugar de grabar como pollo sin cabeza y obligando a las parejas a simular situaciones irreales.

Si a los vídeos de bodas les quitamos las canciones cantadas y comerciales para ponerles música instrumental, en los momentos que lo necesite.

Si a los vídeos de bodas les cuidamos la imagen realizando planos pensados y con ojo fotográfico y con cámaras que nos dan un look cine.

Si a los vídeos de bodas le añadimos un buen audio de calidad, tomado con equipos profesionales de captación de sonido.

Si los vídeos de bodas los montamos con un storyetelling, siguiendo patrones de montaje narrativo.

Si los vídeos de bodas les realizamos una postproducción de de color y edición de audio profesional.

¿Que nos queda? Una película documental de bodas y es entonces cuando nos acercamos tanto al cine, que cuesta diferenciarlo.

Porque hacer película de boda.

La decisión de realizar película de la boda os marcará parasiempre.

Es habitual que las parejas cuando deciden casarse lo primero que buscan son los restaurantes de bodas, los sitios donde se harán las ceremonias, etcétera. Se suele dejar para el final la decisión si hacer vídeos de bodas.

Si nos paramos a meditar, dentro de 30 años, lo único que quedará será, el vestido guardado en el armario y el álbum y la película de boda, esto es lo que os quedará para poder contar a vuestros nietos como fue ese gran día, porque la memoria nos juega malas pasadas y aunque queramos recordarlo todo, habrá detalles que se desvanecerán e historias que nos pasaran desapercibidas.

Solo por todo esto, es vital realizar la película de boda y que además esta la haga un profesional, con un estilo definido que os guste y que confiéis plenamente en el.

¿Queréis que haga vuestra película de boda?

Contactar